Conoce la cultura canadiense alojandote con una familia

Si el propósito de tu viaje a Vancouver es mejorar tu inglés, quizás debas de pensar en vivir con canadienses. Está demostrado que la inmersión dentro de la cultura es una de las mejores vías para mejorar el idioma.

homestays

Una buena manera de asegurar dicha inmersión en Vancouver es alojándote con una familia que viva aquí. Existen muchas familias que ceden espacios en sus casas a estudiantes que pasan un periodo en la ciudad.

Alojarse en homestays tiene una serie de claras ventajas:

– No tendrás que preocuparte en cocinar, tu alimentación suele venir incluida en el precio que pagas.

– Te proporcionarán servicios de lavandería, y en muchos casos la limpieza de tu cuarto, de la cocina y del baño. No te matará el que les ayudes un poco, seguro que lo apreciarán como es debido.

-Te relacionarás con gente local. Una de las cosas más difíciles para los expatriados que vienen a Canadá es conocer a canadienses. Quién se aloja en homestays esto lo tiene ganado de antemano. Estos contactos locales te daran la oportunidad de crear una red de contactos y de entablar amistades para toda la vida.

-Tú inglés mejorará mucho más rápidamente que si te alojas en otro tipo de alojamientos como un hostel, más proclives a que exista gente de tu misma nacionalidad o que hable tu misma lengua.

Evidentemente, no todo son ventajas en un homestay, también hay desventajas. 

– No tendrás la privacidad ni la libertad de otro tipo de alojamientos. Vivirás con otras personas y tendrás que respetar sus reglas, desde no hacer ruido, hasta llegar tarde por la noches. Las cosas puede que no siempre sean de tu gusto.

– La estancia con una familia de acogida puede limitar tus relaciones sociales en la ciudad. Mucha gente acaba pasando todo su tiempo libre con la familia que le hospeda porque es más sencillo y apropiado.

Aunque en este tipo de alojamientos las familias suelen realizar un gran esfuerzo para satisfacer las necesidades de la persona que hospedan, puede ocurrir que no siempre las cosas estén a tu gusto. Desde la comida, hasta las sábanas, incluyendo el ruido de los moradores de la casa o la limpieza.

Consejos para estancias en homestays en Vancouver

-Si tienes la oportunidad de elegir a tu familia de acogida, procura escoger un lugar cercano a donde vas a emplear tu tiempo estudiando o trabajando.

-Procura que la cultura de la familia de acogida no sea totalmente diferente a la tuya.

-Ten consideración y respeta las reglas de la casa.

-Respeta los horarios de comida y de llegada por la noche. Intenta avisar ante cualquier imprevisto o eventualiad que pueda surgirte.

-Procura tener una relación cordial con la familia que te hospeda. Habla con ellos regularmente, se sociable y trata de conocerlos.

-No malgastes los recursos que te proporcionan (agua, luz, teléfono)

Alojarte en Vancouver a través de una estancia en una casa particular será una experiencia fantástica, siempre que seas capaz de tener buena voluntad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *