Diferencias culturales entre Vancouver y Madrid

Si te estás trasladando desde Madrid a Vancouver, podrás experimentar en el cambio de ciudad algunos síntomas inequívocos del choque cultural.

vancouver

Quizá estos consejos puedan ayudarte un poco:

Clima. Lo primero en lo que deberías pensar es en comprarte un paraguas.  Vancouver posee un clima húmedo, con una media de precipitación de unos 166 días al año. Las horas de luz se reducen drásticamente durante el invierno, por lo que en ocasiones, la falta de luz solar puede afectar más de la cuenta al estado de ánimo.

Tomar un café. ¿Pero…. qué es esto? ¿Esto es café? En Madrid es común entrar a cualquier bar a tomar un café. A veces esta actividad no dura ni cinco minutos, uno se sienta en la barra, pide un café solo, cortado o con leche. Sea lo que sea lo que tomes, se trata de un cafe expreso, mucho más concentrado. Aunque en determinados establecimientos de Vancouver uno puede encontrar expresos, la fórmula más común es un café con mucha más cantidad de agua, que se sirve en vasos más grandes, generalmente de plástico, y que la gente se lleva a su lugar de trabajo o de paseo, y a menudo tardan varias horas en beberse. Los que no se lo llevan, a veces pueden pasar horas en una cafetería. A menudo quedan en ellas con amigos o para realizar reuniones de trabajo, y hay incluso quien en vez de trabajar desde casa elige una cafetería para hacerlo. No es raro que estos lugares sean tan populares en Vancouver si tenemos en cuenta cómo es el clima.

Horarios de las comidas. En Canadá se come y se cena antes. Generalmente no hay demasiada diferencia a la hora del desayuno. Sin embargo acostumbrarse a realizar el lunch en Vancouver a las 12 o la 13 puede resultar problemático para quienes están acostumbrados a comer a las 2 pm. La hora de la cena oscila entre las 5:30 pm y las 8 pm. Puede que tus “roomates” (en Vancouver nunca “flatmates”), tu familia de acogida o tus amigos te consideren un tipo raro si sigues comiendo a las 3 pm y cenando más tarde de las 10 pm. Por no hablar de las sorpresas que puedes llevarte, a lo mejor no quedan restaurantes abiertos por la noche para cuando se te ocurra salir a cenar fuera.

Alimentación. ¿Dónde están los bares de tapas? ¿Nadie me pondrá un aperitivo al pedir una cerveza sin que tenga que pagar por ello? Amigo… La alimentación en Vancouver y la forma de cocinar no es ni parecida a la española. El estándar es anglosajón, pero podrás encontrar cocina de todo el mundo en Vancouver. Abre la mente… y vete diciéndole a tu familia que te envíe embutido por correo…

Educación y amabilidad. El estándar canadiense de educación y amabilidad es muy alto. Al tratarse de un lugar que ha acogido tradicionalmente a gente de muchas nacionalidades y culturas están educados para no ser desagradables con ninguna persona. A menudo esta amabilidad formal puede ser confundida con amistad o flirteo. No te equivoques. A pesar de que son amables en el trato, los canadienses suelen marcar las distancias para separar la amabilidad de la amistad. Si realmente están interesados en ti como amigo o les gustastes, también lo sabrás. Es relativamente normal ver a la gente en la parada del autobús haciendo una fila perfecta para entrar en orden, o incluso dejando pasar a gente mayor primero. Cuando la gente se baja del autobús suele dar las gracias al conductor.

Puntualidad. Los españoles nunca hemos sido conocidos por nuestra puntualidad británica. En Vancouver debes intentar ser puntual, especialmente si eres invitado a una casa. Es algo habitual que seas invitado a pasar un tiempo determinado en una casa de algún canadiense. No te excedas ni abuses de la confianza de quién te ha invitado. Procura llegar a la hora que te han dicho, y marcharte  cuando notes que ya ha acabado el motivo de la reunión. Tranquilo, los anfitriones de la casa te harán saber de manera elocuente que esto es así.

Horarios de salir. ¿Donde vamos ahora? ¿Cómo…? ¿Que no podemos ir a ningún bar ya? ¿Ninguna disco? ¿Quizá un “after”? ¿Pero si solo son las 3 de la mañana? Efectivamente, los horarios para ir de fiesta en Vancouver son muy diferentes a los de Madrid. Mientras que en Madrid es posible encontrar lugares para seguir a partir de las 3 am, e incluso más tarde, las opciones en Vancouver son muy escasas. Por eso algunos consideran que Vancouver es una ciudad aburrida. El truco es acostumbrarse a salir de casa antes, y ser consciente de que a partir de las 2 de la madrugada te tendrás que ir a casa. Algunos dicen que las fiestas en las casas son mejores. Si las haces ten cuidado con los vecinos… en algunos edificios ponen multas por hacer ruido.

Alcohol. Evidentemente puedes imaginar que algo como el “botellón” es impensable en Vancouver. Pero es que también puede ser difícil tomarte una lata de cerveza en la calle.  La policía puede multarte si te ve bebiendo alcohol en la vía pública, y si no lo hacen te pedirán, no siempre de muy buenos modos, que lo tires. Mucha gente utiliza cantimploras o vasos de café para esconder el contenido de las bebidas alcohólicas, de este modo no serán visibles. Es bastante habitual ver esta práctica durante los días soleados de la primavera o el verano, especialmente en las playas. Así no llamarás la atención. Resulta curioso cómo hay que esconderse para beber alcohol en la calle…

Además no podrás comprar alcohol en cualquier tienda. En Vancouver solo pueden dispensar alcohol los bares o establecimientos con licencia para venderlo, llamados Liquor Stores.

Contacto físico y convenciones al saludarse. Mientras que en España la convención entre las personas que se conocen es darse dos besos al verse cuando existe una relación cercana, en Canadá es más habitual el abrazo. No te sorprendas si algún/a canadiense  se queda petrificado después de que le des un beso en cada mejilla.

Cumpleaños. En España es corriente que la persona que cumple años invite a sus amigos a algo, y de manera normal recibirá regalos de ellos. En Canadá, las celebraciones de cumpleaños suelen eximir a la persona que cumple años de pagar allá donde se celebre. Es común que la persona que cumple años escoja el lugar de la celebración. En el momento de pedir la cuenta, los invitados pagarán el total sin incluir a la persona que celebra su cumpleaños.

Bares llenos para ver… ¿Hockey?. Si. También existe el fútbol en Vancouver, los Whitecaps suelen jugar los fines de semana. Pero la ciudad no se paraliza por el fútbol, o mejor dicho, soccer… Lo más parecido a lo que ocurre en algunos barrios de Madrid con los partidos del Real Madrid, el Atlético de Madrid, o el Rayo Vallecano son los partidos del los Canucks, el equipo de hockey local de la NHL. Gente con camisetas del equipo, bares repletos de aficionados bebiendo pintas de cerveza, los letreros de los autobuses con mensajes de apoyo al equipo local. Quizá debas intentar ver un partido… a lo mejor te gusta. Puede ser divertido cuando te aburras de estar en casa por la lluvia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *