Educación en Vancouver: cual es la escuela más adecuada para los recien llegados

Quizá esto que voy a decir no sea una novedad en cualquier parte del mundo pero, primero de todo, ser padre nunca es sencillo. Tampoco lo es emigrar de un lugar en el que te sientes cómodo, y llegar a un entorno completamente nuevo. Vancouver es una ciudad muy agradable para expatriados e inmigrantes, pero aún con ello, muy poca gente se siente a gusto cuando piensa que tiene que prestar atención a su hijo mientras intenta lidiar con la cara administrativa de una vida nueva en Vancouver.

educacion-en-canada

Algunos padres pueden tener otras preocupaciones que van más allá de la confusión de las primeras semanas. ¿Cómo se adaptará mi hijo? ¿Tendrá problemas para ubicarse y encontrar su lugar en una nueva ciudad? ¿Tendrá problemas para comunicarse? ¿Será una buena idea enviarle a una escuela local, o debería hacer un esfuerzo extra para proporcionarle una educación internacional en una institución privada?

Estas preocupaciones, obviamente, tienen bastante fundamento. Es bueno y conveniente que te preocupes de que los cuidados y atención a tus hijos sean los mejores. Pero probablemente ya sabrás que los niños son bastante duros. Ellos tienen la capacidad de adaptarse a todo. Con unas circunstancias adecuadas de educación, y el apoyo de sus padres, ellos se beneficiarán de entrar en una nueva cultura a una edad tan temprana.

El panorama de la educación en Vancouver

Afortunadamente, tanto para tu hijo como para ti, Vancouver posee unas excelentes instituciones educativas, por lo que no tienes de que preocuparte en ese aspecto. Tanto si deseas que tú hijo siga teniendo relación con sus propias raíces culturales, como si quieres que absorba lo máximo posible de la diversidad que esta nueva ciudad ofrece, tu hijo estará en buenas manos.

Para la llegada de expatriados, Vancouver posee un gran número de escuelas privadas en general -escuelas internacionales en particular. Puedes encontrar algo más de una docena de instituciones de este tipo en Vancouver. Las ventajas de las escuelas privadas, sin embargo, son más sencillas.

Algunas ofrecen cursos de ESL (inglés como segunda lengua) así como clases en lenguas internacionales, mientras otras hospedan a alumnos en el mismo campus. Vancouver además tiene un gran número de escuelas religiosas privadas, que pueden ser una buena opción para aquellos  padres con unas firmes creencias religiosas.

Obviamente, las escuelas privadas no serán la elección de todas las familias, dado el coste de las matrículas, o quizás porque prefieres que tú hijo sea educado en la escuela pública. La calidad del sistema de educación pública de Vancouver, y de hecho, de toda la provincia de British Columbia es excelente.

La escolarización es obligatoria para los niños hasta los 16 años y comienza tan pronto llegan a la guardería, que es ya parte del nivel elemental. Los estándares educativos de British Columbia son muy altos y la comparación es muy favorable internacionalmente.

Independiente de donde provengas, como un expatriado en Vancouver la calidad de las escuelas públicas de Vancouver te encantará. Por supuesto, otra ventaja de las escuelas públicas es su disponibilidad. Serás capaz de desplazarte por cada vecindario de Vancouver y encontrar una escuela cerca. Las escuelas privadas, por contra, suelen limitar tus elecciones si no quieres hacer viajar diariamente  a tu hijo (y a ti mismo para llevarle).

Para algunas de las comunidades de inmigrantes y expatriados, algunas escuelas públicas han incorporado clases en sus respectivas lenguas maternas dentro de su curriculum. Un ejemplo reseñable es the Early Mandarin Bilingual program, diseñado para ayudar a los niños de tercera cultura a tener un contacto estrecho con “su primera cultura”.

Sentirse bien en casa

Por supuesto, nadie garantiza que tu hijo sea capaz de adaptarse, hacer nuevos amigos y sentirse bien en casa, eso dependerá de cómo sea la personalidad de tu hijo. Pero puedes asegurarte de que con la cantidad de gente maravillosa y diversa, con pasado de todos los tipos, tu hijo no se sentirá desplazado y probablemente conocerá a otros niños de tú mismo país fácilmente.

Una vez que el corazón y la mente se encuentran abiertos -y esto es asunto de padres e hijos por igual- las posibilidades de adquirir nuevas culturas, hábitos y estilos de vida de todo el mundo son ilimitadas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *